viajeros unidosviajeros unidoscompañeros de viajeamigos viajeros

notas viajerasnotas viajeras compañeros de viaje

compañeros de viaje mexico
CANDELARIA RAMALES


Estudiante de letras de la Universidad de Buenos Aires .
Sus cuentos aparecen en dos antologías mexicanas. Después del derrumbe (Almadía, 2009) y Hebefrenia (Biblioteca Andrés Henestrosa, 2010) .
Ha colaborado para algunos medios de comunicación en Oaxaca. 

candyramales@hotmail.com
candyramales@hotmail.com
Candelaria Ramales
candelaramales.blogspot.com

"Importada de Oaxaca " - Por Candelaria Ramales

Buenos Aires tiene ese no se qué, que qué se yo, que siempre me hace volver. Soy de una ciudad en la que parece que el mundo es solo ella y nada sucede afuera. Llena de pueblitos pintorescos y  una riqueza histórica expectante. Y diré también, sin temor a equivocarme, que tiene la comida más rica  de todo México. Pero esta vez me voy a referir solamente de Oaxaca, como si fuera ella sola un país. Lo digo porque siempre que alguien me escucha hablar me dice: mexicana, obviamente, pero ser oaxaqueña es algo más. Basta con echar un ojo a la ciudad, a los paisajes tan diversos. Cuando gente de otros lugares me decía que Oaxaca tenía un cielo hermoso, más que otros lugares, no me explicaba por qué tanto alarde… todo  lo supe hasta que me vi demasiado lejos de ella.  Yo, que había vivido ahí siempre y que viajé muy poco, no me imaginé que iba a caer en las calles de otra ciudad tres veces más grande que la mía. Una ciudad en la que me he muerto de risa mil veces, en la que me perdí otras mil veces, en la que choqué con un taxista y yo iba en bicicleta, y en la que pese a todo, sigo descubriéndome totalmente enamorada.

compañeros de viaje latinoamerica
Oaxaca - Buenos Aires

Buenos Aires y yo tenemos una relación de amor odio. Somos como esa pareja que se manda a la mierda un día, y al otro, lejos de ella, siente que la extraña más que nunca. Le empieza a encontrar virtudes a los defectos y a las virtudes las sublima. Así somos ella y yo, y así me declaro: Como su amante embelesada. Es cierto que no he dejado de extrañar lo mío. Cuando pasan esos domingos con sabor a hastío, extraño un mezcal. Una tarde con toda la familia reunida. Sin embargo, de mi ciudad me quejé toda la vida – y de mi familia también-.  Odiaba de pronto esas manifestaciones que se hacían por todo y no veía las horas de mandarme bien lejos de ahí. Me enfadó la burocracia y juré que en otro país eso no existía. Primer error. Si algo he aprendido de viajar, es que no me gusta quejarme. Porque noté algo que pareciera ser un chiste: la mayoría de las personas se quejan del lugar de donde están.  Ahora prefiero formar parte de la minoría y sentirme orgullosa de mi ciudad de origen, y sentirme a gusto en donde estoy. Cada ciudad tendrá sus vicisitudes y prefiero perderme en ellas de la mejor manera. Después uno se da cuenta que lo malo no era tan malo y que lo maravilloso nunca lo vimos, por andar perdiendo el tiempo en quejas.


En lo que a Buenos Aires respecta, me la pasé especulando tantas cosas antes de llegar, ¿A qué sabe el mate? ¿La gente es buena onda o es chocante? ¿La gente baila tango todo el tiempo? ¿A qué sabe la cerveza Quilmes? ¿Es o no la ciudad de la furia? Y cuando llegué por fin, supe a que sabe el mate, la gente, el tango, la Quilmes y todo lo que queda después de eso. Se que sí, sí es la ciudad de la furia. Y comprendo todos los días por qué. Buenos Aires es una ciudad que parece infinita, en todo sentido. Hay de todo, es como la caja de un mago. Un día cualquiera te levantas de la cama, ves las noticias y te encuentras con otra ciudad. El clima predica mucha humedad, y lluvia a la vez. O mucho frío, al que dicho sea de paso, me he acostumbrado a los golpes. Una riqueza cultural tan interesante, que no la culpo de que yo esté tan enamorada aún. Está llena de coqueteos. Unos edificios que parecen sacados de otra época y de otro continente. Tiene tanto para ofrecerme y yo también. Por eso aunque a veces nos peleamos, seguimos siendo amantes. Me gusta más saber que Buenos Aires es tan vertiginosa como quiero. Y que Oaxaca va a ser siempre mi lugar de destino.

 



SUBI TUS NOTAS VIAJERAS EN http://www.viajerosunidos.com.ar/foros/viewforum.php?f=20&sid=480cbafe3053cbf0778bf814fe02f365

O ENVIALOS A hola@viajerosunidos.com.ar


SI QUERES COMUNICARTE CON NOSOTROS ESCRIBINOS A hola@viajerosunidos.com.ar
O HACÉ
click acá

 

Viajeros Unidos - Compañeros de viaje y grupos viajeros en Argentina y el mundo.


compañeros de viaje

BUSCAR
VUELOS

Desde

Hasta
Ida

Vuelta
Adultos
+11 años
Niños
2 a 11 años
Bebes
0 a 2 años

Resultados por Avantrip.com